Sonia Guajajara, Ministra de Pueblos Indígenas

de Karla Mendes el 24 enero 2023 Serie Mongabay: Conservación en la Amazonía

Medioambiente en Brasil 27/01/2023 Mongabay
Sonia-Guajajara-3
Sonia Guajajara Ministro de Pueblos Indígenas de Brasil

En esta entrevista en video una semana antes de su toma de posesión oficial, Sonia Guajajara describe lo que significaron para los pueblos indígenas los cuatro años en el gobierno del expresidente Jair Bolsonaro y la conmoción que precedió a la creación del Ministerio de los Pueblos Indígenas y la trastienda de su nombramiento.

“Realmente fue un infierno. Todo lo que dijimos fue monitoreado por ellos, todo”, le dice el ministro a Mongabay en la sala de reuniones del recién creado Ministerio de los Pueblos Indígenas.

Sonia Guajajara dice que nunca se imaginó a sí misma como ministra, pero decidió aceptar la invitación del presidente Lula debido a la necesidad de que los pueblos indígenas participen directamente en el nuevo gobierno, que cree que también ayudará a acabar con los prejuicios contra los pueblos indígenas.

Luego de cuatro años de constante desmantelamiento de las políticas públicas indígenas, dice el ministro, un grupo de trabajo se enfoca en las principales “urgencias y emergencias”, entre ellas la Tierra Indígena Yanomami, en Roraima, donde se declaró emergencia de salud pública por la alta número de muertes por desnutrición y enfermedades como la malaria, como consecuencia de la invasión de 20.000 buscadores ilegales en la zona.

BRASÍLIA — Infierno, tragedia y terror. Estas son las principales palabras clave utilizadas por la ministra de Pueblos Indígenas de Brasil, Sonia Guajajara, para describir a Mongabay lo que significaron para los pueblos indígenas los cuatro años de gobierno del expresidente Jair Bolsonaro. “Realmente fue un infierno. Todo lo que decíamos estaba monitoreado por ellos, todo”.

Recuerda el episodio “terrible” en el que fue amenazada por el general Augusto Heleno, exministro jefe de la Oficina de Seguridad Institucional (GSI), luego de que acusara al gobierno de negligencia y genocidio contra los pueblos indígenas durante la pandemia de la COVID-19. “El general Heleno empezó a verme como una amenaza para el gobierno. Y me amenazó por Twitter, diciendo que había que arrestarme. Fue terrible".

 Para ella, el gobierno de Bolsonaro fue trágico por la política indigenista, por los pueblos indígenas, por el medio ambiente, por los derechos humanos y por las mujeres. “Vivimos un momento de mucho miedo y terror. Fue un gobierno que trajo el terror a la sociedad y también a los servidores públicos. Todos trabajaban muy asustados, asustados, perseguidos”.

En esta entrevista en video, una semana antes de su ceremonia de toma de posesión, Sonia Guajajara le cuenta a Mongabay sobre el cambio de tendencia de los últimos meses que condujo a la creación del Ministerio de los Pueblos Indígenas, un acto sin precedentes en la historia de Brasil, y el backstage de su nombramiento.

“Nunca me imaginé como ministro, nunca me imaginé como diputado. Incluso porque mi trabajo en el movimiento indígena siempre ha logrado mucho para mí”, le dice a Mongabay en la sala de reuniones del recién creado Ministerio de los Pueblos Indígenas en Brasilia.

Pero dice que accedió a postularse para un cargo en el Congreso Nacional —fue electa diputada federal por São Paulo— y aceptar el cargo de ministra por la necesidad de que los pueblos indígenas participen directamente en el poder de decisión pública del país. . “El ministerio representa una reconquista de Brasil por parte de los pueblos indígenas”.

Mira la entrevista en el siguiente video.

“Emergencias y Urgencias”

Tras cuatro años de constante desmantelamiento de las políticas públicas indígenas, la ministra dice que “todo es prioritario”, pero un grupo de trabajo está enfocado en las principales “urgencias y emergencias”. Sonia Guajajara destaca la Tierra Indígena Yanomami, en Roraima, donde los indígenas enfrentan una emergencia de salud pública, con altas tasas de mortalidad por desnutrición y enfermedades como la malaria, consecuencia de la invasión de 20.000 mineros ilegales en la zona.

 El 21 de enero, el presidente Lula visitó el área con el ministro y declaró el estado de emergencia de salud pública luego de informes de que 570 niños habían muerto por desnutrición y otras enfermedades provocadas por la minería ilegal en la región.

El Ministerio de los Pueblos Indígenas también tuvo que reaccionar de inmediato ante el aumento de la violencia tras el asesinato de dos jóvenes líderes indígenas Pataxó en Bahía la semana pasada, lo que provocó la creación de un gabinete de crisis para monitorear los conflictos por la tierra en la región. Sonia Guajajara le dice a Mongabay que está "en un diálogo muy cercano" con el Ministro de Justicia, Flávio Dino, quien está "totalmente comprometido a presentar un plan para combatir la violencia y la impunidad".

Según el ministro, las áreas más críticas son: la Tierra Indígena Yanomami; el Valle de Javari, en la Amazonía, donde el indigenista Bruno Pereira y el periodista británico Dom Phillips fueron brutalmente asesinados en junio de 2022; la Tierra Indígena Mundurukú, en Pará; y la Tierra Indígena Arariboia, en Maranhão, donde cohabitan indígenas Guajajara y pueblos Awá aislados . Ella dice que “están en el mismo nivel de violencia y ataques y persecución a los indígenas”.

Sonia Guajajara

Sonia Guajajara, Ministra de Pueblos Indígenas. Foto: Fellipe Neiva para Mongabay.

“Es necesario que se reanuden las investigaciones de tantos crímenes que ocurrieron y que nadie fue sancionado por eso”, dice el ministro. “Sobre todo porque esta violencia sucede por la certeza de la impunidad”.

 Siete meses después de los asesinatos de Pereira y Phillips, la Policía Federal en Amazonas reveló el 23 de enero al presunto autor intelectual de los crímenes : Rubens Villar Coelho, conocido como Colombia, quien está acusado de asociación delictuosa con la pesca ilegal en la región.

 Otro frente de acción urgente, dice el ministro, es la ejecución de un plan para expulsar a los invasores de las tierras indígenas, en especial a los madereros y mineros ilegales, en el que se señala, nuevamente, a la LI Yanomami como uno de los casos más graves. Asegura ser consciente, sin embargo, de que “no es una tarea fácil” y que una operación exitosa requiere coordinación con los ministerios de Justicia, Medio Ambiente y Defensa.

 También está en marcha un plan para acelerar el proceso de demarcación de tierras indígenas que quedaron completamente paralizados bajo el gobierno de Bolsonaro, cumpliendo su promesa de campaña en las elecciones de 2018.

 Según el ministro, hay 13 tierras indígenas con los debidos procesos totalmente concluidos, sin ningún impedimento legal, listas para ser demarcadas. “Son procesos que ya estaban sobre la mesa del ministro Sérgio Moro, cuando era ministro de Justicia. Pero simplemente devolvió los procesos a la Funai [Fundación Nacional de los Pueblos Indígenas], pidiendo una revisión”.

 Estas tierras indígenas están ubicadas en los estados de Bahía, Paraíba, Ceará, Santa Catarina, Rio Grande do Sul, Amazonas y Acre. Según el ministro, también se está elaborando un cronograma para la demarcación de tierras indígenas para los próximos cuatro años de mandato de este gobierno.

Funai-meet-3

Raoni Metuktire, jefe indígena del pueblo Kayapó, de 92 años, y Sonia Guajajara en la sede de la Fundación Nacional de los Pueblos Indígenas (Funai) en Brasilia. Foto: Karla Mendes/Mongabay.

Cuando Mongabay entrevistó a Sonia Guajajara el 5 de enero, su ceremonia de inauguración estaba programada para el 10 de enero. Pero debido a los atentados terroristas del 8 de enero , encabezados por simpatizantes de Bolsonaro que invadieron y destrozaron la sede de los tres poderes, la ceremonia fue reprogramada para el 11 de enero.

 “¡Estamos aquí, de pie! Para demostrar que no nos vamos a rendir”, dijo Sonia Guajajara en su discurso de toma de posesión en el Palacio del Planalto, a pesar de la falta de vidrios en las paredes, la galería de fotos de los expresidentes sin ninguna foto y varios rastros de destrucción en todo el edificio, como se atestigua. por Mongabay. “Sabemos que no será fácil superar 522 años en cuatro. Pero estamos dispuestos a hacer de este momento la gran recuperación de la fuerza ancestral del alma y el espíritu brasileños. ¡Nunca más un Brasil sin nosotros!”.

En el Ministerio de los Pueblos Indígenas, Sonia Guajajara le cuenta a Mongabay su sueño: “Justicia y libertad para los pueblos indígenas, históricamente tan agraviados. Y la demarcación de las tierras indígenas es el primer paso hacia eso, hacia esa libertad”.

Para ela, a criação do Ministério dos Povos Indígenas e a presença dos povos originários em várias posições de alto escalão no governo atual também ajudará a acabar com o preconceito contra os povos indígenas, “mostrando que somos capazes, que estamos aí fazendo parte de tudo eso".

“También es una forma de garantizar el respeto. Entonces, creo que viene de este ahora, esta oportunidad que estamos teniendo para que Brasil nos conozca. Porque, lamentablemente, a pesar de que somos pueblos originarios, todavía somos muy desconocidos dentro de nuestro país”.

Imagen de portada: La ministra de los Pueblos Indígenas, Sonia Guajajara, posa para una foto en el recién creado Ministerio de los Pueblos Indígenas en Brasilia. Foto: Fellipe Neiva para Mongabay.

Karla Mendes es editora y reportera de investigación de Mongabay en Brasil. Encuéntrala en Twitter:  @karlamendes

MONGABAY-2017-LOGO